Noticias

Una nueva llamada

Roma (Italia) Immagine correlata a Una nueva llamada

Roma (Italia). La comunidad FMA de la Casa generalicia de Roma, la noche del 8 de enero de 2017, ha disfrutado de las Buenas Noches, en las que se ha subrayado el 150 aniversario de la consagración de la Basílica de María Auxiliadora (1868-2018). Sor Piera Cavaglià, Secretaria general del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, ha introducido así las buenas noches:

«Estamos en el año del Sínodo de los jóvenes y de las Veríficas Trienales, pero se cumple también el 150 aniversario de la consagración de la Basílica de María Auxiliadora (1868-2018). Para nosotras, FMA, este hecho no es solamente un evento histórico, sino una nueva llamada a redescubrir los motivos que llevaron a Don bosco a levantar aquel Templo a María y a querer que nuestro Instituto estuviera profundamente relacionado con él».

Después, ha recorrido algunos momentos significativos de la consagración de la Iglesia de María Auxiliadora, aquel 9 de junio de 1868, subrayando de modo especial que el Instituto de las FMA es un monumento vivo de gratitud a María Auxiliadora, y ha añadido:

«El mismo Don Bosco lo había confirmado el día de la Fundación del Instituto: «Vosotras, ahora, pertenecéis a una Familia religiosa que es totalmente de la Virgen… Considerad como una gran gloria vuestro hermoso título de Hijas de María Auxiliadora, y no olvidéis que vuestro Instituto deberá ser el monumento vivo de la gratitud de Don Bosco a la Madre de Dios, invocada bajo el título de Auxilio de los cristianos» (Cronohistoria I, p 256).

Cada piedra de aquella Iglesia era “una gracia de María”, y cada FMA tendría que ser “un gracias a María”. El monumento, en la intención de Don Bosco, es símbolo de una identidad, síntesis de un patrimonio carismático que revela aspectos típicos de una espiritualidad y de una misión. El monumento lleva a hacer memoria, a ser signo de una realidad más grande. Como nos hace recordar el Proyecto Formativo, «cada una de nosotras es memoria viva de María, la Virgen del Magnificat … signo y testimonio del amor de Dios a las jóvenes y los jóvenes» (En los surcos de la Alianza, p. 34).

El evento que se celebra este año nos ayuda a reencontrar la alegría y la belleza de nuestra vocación: «ser respuesta de salvación a las aspiraciones profundas de las jóvenes» (C 1). Nuestra experiencia de afecto filial a María, Madre de la humanidad y de la Iglesia, es una llamada a ser con Ella y como Ella, “auxiliadoras”, sobre todo entre las jóvenes (C 4). Solo si estamos enraizadas en Jesús, podremos realizar la misión para la que hemos sido suscitadas por el Espíritu Santo, para la vida de tantos niños/as, adolescentes y jóvenes».

Para profundizar:

MB IX, 240-293 (narración de los actos de celebración y fiesta, que duraron una semana entera)

RICCERI Luigi, Homilía del Rector Mayor, don Luis Ricceri, en la fiesta de la Madre, Turín, 31 de mayo de 1968. A los 100 años de la consagración de la Basílica, propone una meditación sobre el significado de nuestro ser “Monumento vivo”.

BRAIDO Pietro, La nascita di un centro di religiosità popolare ed ecclesiale (1865-1869), in ID., Don Bosco prete dei giovani nel secolo delle libertà, Vol I, Roma, LAS 2009, Tercera ed. corregida y retocada, 517- 540.

KO Ha Fong Maria, “Monumento vivo di riconoscenza” a Maria e come Maria, in MANELLO Maria Piera (a cura di), Madre ed Educatrice. Contributi sull’identità mariana dell’Istituto delle Figlie di Maria Ausiliatrice, Roma, LAS 1988, 75-109.

Testo integrale della Buona notte

1 Comentarios Escribir un comentario

  • Suor Anna Nizzola10/01/2018 17:20:36Grazie Sr Piera, per il tuo entusiasmo sempre vivo, la tua parola calda e convincente, la tua passione per l'Istituto e la sua storia! Non sei riuscita ad essere breve, ma sei invece stata capace di incatenare la nostra attenzione e, nonostante l'ora di fine giornata, non ci siamo stancate, né distratte, nell'ascolto della tua vivace e dettagliata narrazione! Ci impegniamo a rinnovare, a restaurare il monumento della nostra identità vocazionale, perché risplenda sempre più la nostra gratitudine a Maria!
  • Escribir un comentario