Noticias

Llamados a revitalizar el carisma

Malloco (Chile) Immagine correlata a Llamados a revitalizar el carisma

Del 2 al 5 de enero 108 representantes, fma y laicos, de las varias obras presentes en Chile, se reunieron en la casa de reposo de Malloco para reflexionar sobre el documento final realizado al terminar la Verífica trienal que tuvo lugar en Buenos aires en julio de 2012.

Los participantes procuraron sobre todo, traducir en compromiso las líneas indicadas en el documento.

Presidió la Asamblea la inspectora sor Aurelia Rossi. Los trabajos se iniciaron con una liturgia y con la introducción de sor Aurelia que recordó los núcleos principales surgidos de la verífica trienal. Sor Aurelia retomó las palabras de la Madre Yvonne , particularmente la importancia de revitalizar el carisma en cuanto don de Dios a la Familia salesiana. Las participantes en la asamblea escucharon las experiencias de la señora Verónica Muñoz, que participó como representante de la inspectoría en la verífica trienal. La ponencia de Verónica procuró material para el desarrollo de los trabajos de grupo y la siguiente asamblea plenaria, durante la cual se compartieron tanto las opciones significativas como los pasos concretos relativos a la inspectoría.

Don Alberto Lorenzelli, inspector de los salesianos de Chile, evidenció la síntesis de lo expresado en las palabras que pronunció durante la homilía: «El deber más importante que tenemos es ser personas entusiastas capaces de ejercitar el entusiasmo de quien ha encontrado a Jesús y quiere que también otros lo encuentren».

En los días siguientes las varias ponencias escuchadas, permitieron, sobre la base del primer día, desarrollar el trabajo de grupo y presentar en asamblea lo que se había compartido. Haciendo una síntesis de los temas afrontados se podrían indicar, como objeto de reflexión y de compromiso inspectorial, dos núcleos principales: servir a los jóvenes con amabilidad; testimoniar el amor de Dios como comunidad educativa". Un balance global de la experiencia vivida se manifestó en las palabras de sor Leonor Díaz (miembro del equipo organizativo) quien afirma que: "la experiencia con los laicos ha sido una experiencia enriquecedora. Ha ayudado a las fma a sentir que el carisma se vive juntos, es una riqueza recíprocamente compartida, es una respuesta a dar a los jóvenes y el Señor la confía a cada uno". El encuentro de familia concluyó con la Eucaristía celebrada por el arzobispo de Santiago, Mons. Ricardo Ezzati (sdb), quien en su homilía invitó a la asamblea a vivir tres actitudes. La primera: la contemplación del carisma, un don de Dios que, se acoge con fe, hace nacer la actitud orante. La segunda: la transmisión del carisma para que nazca un movimiento de personas al servicio de los jóvenes. La tercera: redescubrir la actualidad del sistema preventivo porque, si se vive, es el camino para construir una civilización humana y cristiana.

0 Comentarios Escribir un comentario

    Sin comentarios
  • Escribir un comentario